14 julio 2007

Rapa Nui, las 7 maravillas y otras cosas

El sábado pasado finalizó la elección de las 7 maravillas del mundo en Lisboa.
Como era de esperarse Rapa Nui, con sus moais que miran al este, no quedaron dentro de las siete primeras, quizás ni siquiera quedaron dentro de los top ten.

Sin descartar los méritos de las "maravillas" que fueron seleccionadas creo que Chile, y la Concertación, perdieron una gran oportunidad.

Chile perdió la oportunidad de unificar la isla (Rapa Nui) al sentimiento patriótico. Al ser una maravilla mundial sería visitada por más turistas, sería un tema común de cualquier visita al extranjero y sería la carta de presentación del país en cualquier conversación de lucha de egos patrióticos (como Torres del Paine, San Pedro de Atacama y Valparaíso).

La concertación, alianza política que gobierna Chile, perdió la oportunidad de suavizar el clima de hostilidad que se ha generado hacia ella gracias a las buenas actuaciones en el Transantiago, la aplicación de las leyes y otros "detalles menores" que han sucedido en Chile últimamente.

Lo peor es ver como la gente de Rapa Nui, con el apoyo de algunos sectores, intentó despertar al gigante dormido (o estado) para motivar en maza a los chilenos a votar. Apareciendo en cuanto programa de TV existente en Chile, un grupo de bailarines y Hotuiti dieron la pelea hasta el final, Bravo por ellos!!!

Pero .... pese a ese esfuerzo solo un par de días antes la presidenta llamó a votar.

Todo esto contrasta, por poner un ejemplo cercano, con lo realizado en Brasil por su presidente. Hace un mes cuando se rumoreaba que el Cristo Redentor no estaría dentro de las 7 maravillas, se dió inicio a una campaña liderada por el gobierno para promover el voto por su orgullo nacional.

Y así, en el jaguar de sudamérica dejamos escapar otra oportunidad para alerar al país, mejorar la imagen internacional y el turismo quedando atrapados en la burocracia y lentitud de reacción que han caracterizado al país en los últimos 2 años.

Por suerte la sub-20 sigue ganando (ojalá continuemos ganando mañana frente a Nigeria y gane Argentina en la Copa América), por que junto al esgrimista y al levantador de pesas, demuestran que en Chile si uno no se la juega solo por algo, nadie te ayudará.

3 comentarios:

Esteban Pedreros dijo...

No estoy de acuerdo.

Mira, todo ésto de la votación para elegir las 7 Maravillas del Mundo, me pareció ridículo desde un comienzo, por la sencilla razón de que no puede utilizarse un concurso d popularidad para determinar ese tipo de cosas.

Dime, de qué manera puede competir Chile, con 15 millones de habitantes, contra Brasiil, con 180 millones?
Si cada pais llama a que voten sus nacionales, es una estupidez, porque ya sabemos de antemano que ganarán los paises con mayor población. El Cristo Redentor es una postal de Rio de Janeiro, como lo será alguna vez la Cruz del Tercer Milenio respecto de Coquimbo, pero bajo ningún punto de vista califican como "Maravillas del Mundo".

Mal haría la Concertación en distraer a la opinión pública respecto a sus constantes metidas de pata, llamando al país a votar en un concurso ridículo. Mal haría la concertación en tapar sus errores por cualquier medio, lo que corresponde es reconocerlos y arreglarlos.

Si lo que de verdad se desea es llevar Turismo a la Isla de Pascua hay que partir por dotar a la Isla de un Aeropuerto que permita viajes directos desde cualquier parte del mundo, y un Puerto que posibilite la visita de grandes buques de pasajeros... votaciones amañadas en internet pasarán al olvido en un par de meses.

Pope dijo...

Personalmente creo que Chile puede competir con Perú de igual a igual (donde MachiPichu quedó seleccionada) y con Brasil con una ligera desventaja. Si bien Brasil posee 180 millones de habitantes lo que importaba para esta votación son los habitantes con internet y, si creemos que el voto por SMS valía, los con celulares. No sé bien las estadísticas pero creo que deberíamos estar como país entre los top 30 en absorción de nuevas tecnologías.

Pope dijo...

Por otro lado todo gobierno debe avanzar haciendo cosas (sociales, economicas, etc..). No creo que haya que dejar de lado el alegrar al país, y como consecuencia sacar provecho político de ello, pero si creo que debe tener menor importancia que las metas socio/económicas/educacionales fijadas.

Por ejemplo hoy la presi recibió a la Sub-20 con gran algarabía. sin duda se lo merecen y gran parte del pueblo chileno quiere manifestarles su cariño, pero además existe el interés por la mejora de popularidad al hacerlo (aunque sea para la encuesta a realizar esta semana).