24 noviembre 2005

Todo el mundo tiene un blog (parte I)

El blog es todo un fenómeno, se podría comparar con gritar lo que más deseas al viento y que cualquiera lo escuche o a confesarte en público sin el claustro que brinda el confesionario.
Cada persona escribe de lo que desea, siente y le interesa. Hay blogs de ciencia, amor, perros, cine, hijos, inventos y un largo etc....
la gran pregunta es por que con la internet surgen los blog, o más bien por que la gente desea gritar al viento.

Yo creo que en este mundo hay carencia de comunicación y necesidad de ser escuchado, por eso escribimos de uno mismo (como yo por ejemplo), de nuestros hijos, del cine o incluso de nada, simplemente para ser escuchados. Al gritar al viento (o al escribir en un blog) uno dice lo que quiere, lo que siente, lo que necesita decir.

Al escribir un blog también se mezclan dos sentimientos: el anonimato que da la web y el deseo de ser leído/escuchado. Quiero decir cosas pero no quiero que sepan que soy yo.

Si bien podemos ver las fotos, saber los nombres y edades de las personas que escriben los blogs solo vemos lo que nos quieren mostrar y lo que queremos leer, es decir, solo vemos proyecciones parciales (más parciales que el conocimiento real) de las personas que escriben. En suma es un anonimato de fondo y no de forma.

Personalmente trato de vertir en este blog mis pensamientos y la parte humanista de mi que se oculta tras el lógico ingeniero.

Quien sabe si alguien escuche mi grito.
Quien sabe si realmente soy el que digo.

1 comentario:

isabel serrano cornuz dijo...

Para mi es una terapia donde puede expresar tus sentimientos, sueños,deseos, y hasta puedes aconsejar, y que bien nos hace tener alguien que pueda atender y enterder lo que expresamos. Podemos ser entre nostros y todo aquel que se atreve como tú hacer los blogs, una terapia para ser más personas y no un número más en esta sociedad